skip to Main Content
Menu
¿A QUE DENOMINAMOS EMPODERAMIENTO?

¿A QUE DENOMINAMOS EMPODERAMIENTO?

Desde la perspectiva FONG, el empoderamiento tiene que ver con la fuerza interna, que mueve todo nuestro ser, siendo un proceso continuo, mediante el cual abrazamos cada parte de nosotros, integrándolo y sanándolo con amor. Del mismo modo dejamos ir todo aquello que no nos sirve, para continuar evolucionando, agradecidos por cada experiencia buena o mala en el camino, siendo las negativas, grandes maestras, que nos mueven de nuestro centro para poder avanzar al siguiente nivel.

Este proceso es muy interesante, porque tiene un potencial cuántico de sanación, el simple entendimiento que todo pasará y que cada experiencia es necesaria para nuestra evolución, nos da la conciencia necesaria para dejar ir el papel de víctima, obteniendo total soberanía sobre nuestro ser, para tener el poder de tomar nuestras propias decisiones en relación a  nuestras emociones, pensamientos y nuestro vehículo sagrado (cuerpo), con el cual nos conectamos y honramos cada día de nuestras vidas.

A través de la filosofía que propone FONG, somos conscientes que el plano físico, mental y espiritual, están conectados y deben balancearse para poder vivir en equilibrio. Es por esto que recomendamos a nuestros pacientes que antes de pasar por un proceso de transformación física, deben encontrarse bien espiritualmente, para poder tener la entereza; asimismo dietar mentalmente, filtrando pensamientos negativos, para estar preparados psicológicamente y tener una actitud positiva, ya que confiamos en el increíble poder de cada ser humano para crear su propia experiencia; que acompañado de la bendición de Dios y teniendo la preparación necesaria antes de la cirugía, nos aseguramos a cristalizar el cambio soñado.

El proceso de Empoderamiento implica dejar ir muchas cosas. Así como nuestra huella dactilar posee gran información acerca de nosotros, en el rostro se quedan grabadas las expresiones y los circunstancias que marcaron nuestro pasado, por lo que, al trascender estas situaciones, el espejo nos recuerda dichos escenarios y podría traernos de regreso a aquellos momentos.

Sucede de la misma manera en el cuerpo, y es muy curioso como la realización más grande de una mujer y el milagro más maravilloso de la humanidad, la maternidad, puede llegar a dejar secuelas que podrían llevar a una mujer a rechazar y desconectarse de su propio cuerpo. Por otro lado, el trabajo intenso, largas horas sin dormir, la exposición solar excesiva y la nutrición desbalanceada, pueden producir envejecimiento prematuro.

Sabemos que pequeños cambios, generan grandes diferencias que trascienden el plano físico, fortaleciendo tu autoestima, reinventando tu autoimagen y potenciando tu ser. Te invito a vivir esta hermosa experiencia de sanación integral, conectarte con tu cuerpo y equilibrar lo que ves con lo que eres en esencia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top